Agramaticalismos / by Aldo de Sousa

Mirtha Dermisache

Somos hablados por una lengua que nos preexiste. El lenguaje nos habita y hace posible un mundo. Lo describe, lo nombra, lo dota de sentido, establece sus reglas, su forma y su regularidad. Y al mismo tiempo que lo instituye lo estabiliza en un modo de ser. Lo sustancia edificando su sintaxis, su morfología y su pragmática. 

Aun así el lenguaje (y sus usos) es un organismo vivo en permanente mutación y adecuación a las demandas expresivas de cada época. Pero el manual define como “violación” y “anormalidad” aquellos modos que se alejan de las prácticas homologadas.

Pero la falla, el error y el desvío que se alojan en las formas agramaticales pueden ser modos de decir precursores de una estilística experimental hecha de retazos de usos frecuentes e infrecuentes, de anacronismos y neologismos.

Una poética del mal uso, del tachón, del resto, que se apropia de las superficies del lenguaje escrito (de la hoja, del cuaderno, del libro, del pizarrón, de la computadora) para flotar a través del dibujo, de la mala caligrafía, de una morfología deforme, del accidente, buscando la forma del deseo y del pathos en donde imagen y palabra se abracen mutuamente hasta perder su forma neta.

Jimena Ferreiro, curadora

 

Artistas: Ángeles Ascúa, Diana Aisenberg, Joaquín Boz, Claudia del Río, Pablo Lehmann, Débora Pierpaoli, Valeria Traversa, Edgardo Antonio Vigo

Fachada "Homenajes urbanos" Ale Giorgga

Claudia del Rio Debora Pierpaoli Joaquin Boz.JPG
Pierpaoli Aisenberg Vigo.jpg
Vigo.jpg
Pablo Lehmann.JPG
Diana Aisenberg Angeles Ascua.JPG